En la sentencia T-051 de 2011 de la Corte constitucional se expone la reclamación del estudiante accionante Julio David Pérez Lambraño, así como las respuestas dadas por las distintas instancias involucradas en la situación y las medidas correctivas necesarias que garanticen a este estudiante y a otros estudiantes en situación de discapacidad auditiva del Municipio de Montería, el acceso efectivo a la educación y a las ayudas previstas en el Decreto 366 de 2009, para que puedan acceder a los apoyos requeridos para asegurar su inclusión en las respectivas instituciones. Este estudiante se encuentra en situación de discapacidad auditiva, en el año 2009 cursó primer semestre del ciclo complementario del plan de estudios para obtener el título de Normalista Superior, en la Institución Normal Superior de Montería e interpuso acción de tutela en contra del municipio de Montería, en la cual solicita el servicio de intérprete de lengua de señas y obtiene una respuesta negativa, por parte de éste ente gubernamental.

ENLACE A LA NOTICIA ORIGINAL