El 25 de octubre del 2010, se concede la tutela sólo contra Caprecom EPS-S, en protección de los derechos a la seguridad social, la salud y la vida digna de un joven en situación de discapacidad, ordenándole a ésta empresa, por conducto, autorice el valor del transporte urbano en dicha ciudad, o lo suministre, a favor del mencionado joven y un acompañante de su representante legal en Manizales o quien haga sus veces que, si aún no lo ha efectuado, en el término de las cuarenta y ocho (48) horas siguientes a la notificación de esta sentencia. 

Acción de tutela contra Empresa de Transporte Integrado de Manizales y otras. Caso en que se debe determinar si los derechos a la salud y a la vida digna del joven, quien padece parálisis cerebral, en cuyo nombre se interpone la tutela están siendo amenazados o han sido conculcados, aunque el servicio público de transporte urbano continúa prestándosele, de manera provisional por parte de Expreso Sideral S.A. con el fin de que él y su progenitora puedan movilizarse en procura de la atención que requiera la salud del menor de edad. Protección a los niños, en especial a los discapacitados. Reiteración de jurisprudencia. Derecho fundamental a la salud del menor. Cobertura del servicio de transporte por parte de las entidades prestadoras del servicio de salud. Se encuentra establecido que por vía de tutela se puede impartir la orden para que la empresa prestadora del servicio de salud cubra el transporte ya sea urbano o de una ciudad a otra, del afiliado y de un acompañante, cuando el paciente lo requiera, de forma que pueda recibir oportunamente los servicios médicos asistenciales. Se concede la tutela sólo contra Caprecom EPS-S, en protección de los derechos a la seguridad social, la salud y la vida digna del joven, ordenándole a dicha empresa, por conducto de su representante legal en Manizales o quien haga sus veces que, si aún no lo ha efectuado, en el término de las cuarenta y ocho (48) horas siguientes a la notificación de esta sentencia, autorice el valor del transporte urbano en dicha ciudad, o lo suministre, a favor del mencionado joven y un acompañante, con el fin de asegurar su desplazamiento a la institución que le corresponda, para recibir el servicio médico requerido y la entrega de los medicamentos necesarios, de acuerdo a la severa discapacidad que le afecta.

 ENLACE A LA SENTENCIA T-636/10